El sueño es un estado fisiológico en el que el nivel de vigilancia está disminuido y el individuo reposa o descansa. Pero esta apariencia externa de depresión funcional es engañosa. En realidad, la fisiología del sueño es tan compleja como la de la vigilia en su regulación neurológica, endocrina, metabólica o cardiorrespiratoria. El estado de sueño puede sufrir alteraciones por motivos físicos o psíquicos, que ocasionen trastornos potencialmente graves.
En el sueño se precisa de un ambiente y una postura adecuados, que son variables en distintas especies: hay animales que pueden dormir de pie, y otros que pueden hacerlo con los ojos abiertos.
En contraposición al coma, el estado de sueño es reversible en respuesta a estímulos adecuados y genera cambios electroencefalográficos que lo distinguen del estado de vigilia. La disminución en la motricidad de la musculatura esquelética y en el umbral de reactividad a estímulos son otras dos características de este estado.
El sueño es periódico y en general espontáneo, y se acompaña en el hombre de una pérdida de la conciencia vigil. Sin embargo, aun cuando el hombre tenga sueño, puede, voluntariamente, no dormir. El sueño tiene distintos grados de profundidad, y se presentan modificaciones fisiológicas concretas en cada una de las etapas del mismo.
Para el estudio de los cambios funcionales que se dan durante el sueño se atiende a unas variables que se denominan indicadores del sueño:

· El electroencefalograma (EEG)

· Los movimientos oculares. En la fase REM del sueño estos movimientos oculares se hacen muy visibles.

· El tono muscular.


El sueño no es un estado sino una conducta. Puesto que recordamos muy poco de lo que sucede mientras dormimos, tendemos a pensar en el sueño como un estado de conciencia mas que como una conducta. El cambio en la consciencia es innegable, pero no debería impedirnos darnos cuenta de los cambios comportamentales.
Se cree que el sueño está producido por un proceso inhibidor activo. Una de las primeras teorías del sueño proponía que las áreas excitadoras del tronco encefálico, el sistema reticular activador, se fatigaban a lo largo del día de vigilia y por tanto se inactivaban: TEORÍA PASIVA DEL SUEÑO.
Un experimento cambió este punto de vista por la creencia de que el sueño probablemente está producido por un proceso inhibidor activo. Se descubrió que la sección de tronco encefálico por la región protuberancial media crea un cerebro cuya corteza nunca duerme. En otras palabras, parece existir un centro del sueño debajo del nivel protuberancial medio que inhibe otras partes del cerebro.


FASES DEL SUEÑO




ciclo.jpg


En distintas fases que se identifican por la existencia o no de un movimiento rápido de ojos REM (Rapid Eye Movement), que es visible debajo del párpado para el observador.
En el sueño no-REM (NREM) que se llama también sueño lento, se distinguen también cuatro etapas (Bobes, Diaz y Bomper, 1999):
  1. La Etapa 1 de transición de la vigilia al sueño, ocupa cerca del 5% del tiempo de sueño en adultos sanos, desaparecen las ondas alfa que en el EEG corresponden a la vigilia y son substituidas por ondas más lentas (ondas theta) propias del sueño NO - REM. También aparece un enlentecimiento del latido cardíaco. Durante esta fase, el sueño es fácilmente interrumpible. Esta etapa dura pocos minutos.
  2. La Etapa 2 aparece a continuación de la 1 y representa más del 50% del tiempo de sueño. Se caracteriza por ondas electroencefalográficas con una frecuencia mayor, que las theta. El tono muscular se hace algo más débil y se eleva el umbral del despertar. Corresponde al principio del sueño propiamente dicho.
  3. Las Etapas 3 y 4 se corresponden al sueño más profundo porque durante ellas aparecen las ondas delta, que son muy lentas. El tono muscular es débil y la frecuencia cardiaca y respiratoria disminuyen. Durante ellas ocurren los sueños, así como los episodios de terror nocturno en el niño y los episodios de sonambulismo. Los movimientos oculares, si existen, son lentos.
Después de pasar por estas etapas, durante unos 70 a 120 minutos, suele presentarse la primera fase REM (Rapid Eye Movement, Movimiento Rápido de Ojos). El tiempo que se tarda en iniciar esta fase nos dará la latencia REM. El sueño REM ocupa el 20% del tiempo total del sueño en el adulto, aunque varía con la edad, siendo mayor en los niños y en él se observan descargas de movimientos oculares rápidos y una abolición completa del tono muscular, la frecuencia respiratoria y el pulso se hacen más rápidos e irregulares.
Luego, las diferentes fases del sueño se alternan cíclicamente a lo largo de la noche, durante la primera parte del sueño predomina el sueño NO - REM y durante la segunda los periodos REM se van haciendo más largos. Durante el sueño normal aparecen periodos de vigilia tan breves que pueden no ser recordados al día siguiente.
Los estudios sobre la fisiología del sueño han avanzado de forma muy importante en los últimos años basándose en las nuevas tecnologías de neuroimagen, entre otras.
Las características fisiológicas de la actividad onírica varía a lo largo de las distintas etapas del sueño. Durante el sueño REM aparecen imágenes más raras y estrafalarias, los reportes de los sueños son más largos, más emocionales que en las etapas NREM lo que correlaciona con la diferente fisiología de estas fases.
Durante la fase REM del sueño la actividad cerebral incrementa sobre todo en la corteza visual de asociación. Las ondas EEG son desincronizadas, se produce ausencia del tono muscular, movimientos oculares rápidos, erecciones del pene o secrección vaginal y ensueños. Varios investigadores han sugerido que los movimientos de los ojos que se hacen durante el sueño REM están relacionados con las imágenes visuales que ocurren mientras se ensueña.

Según Hobson (2000) los procesos que se dan en el sueño REM son debidos a que:
  1. La entrada salida del sistema cambia, se corta la llegada de estímulos exteriores y la salida de órdenes motoras a la médula espinal, desactivándose las neuronas piramidales que transmiten las órdenes del movimiento. En consecuencia se produce una bajada del tono muscular.
  2. Se activan algunas partes del tronco cerebral que a su vez activan distintas partes del cerebro lo que provoca una activación caótica de diversas partes del cerebro.
  3. Se desactivan las partes de la corteza cerebral frontal que controlan la reflexión y el pensamiento.

  4. Todo esto se refleja en un cambio del sistema neuromodulador que pasa de ser aminérgico en la vigilia a ser colinérgico durante el sueño, con lo que se activan y desactivan determinados caminos neuronales.


    Relación entre las funciones fisiológicas del sueño y sus contenidos


    Hobson (2000) establece un modelo de estas relaciones en el que concluye:
    • Las alucinaciones visuales intensas se deben a la autoactivación del cerebro visual por el proceso de activación del pontine que afecta inicialmente al cortex visual.
    • Las emociones intensas, especialmente ansiedad, regocijo, y rabia se deben a la autoactivación de la amígdala y otras estructuras del sistema límbico. La relavancia de las imágenes del sueño es debida a la activación del cortex paralímbico por la amígdala.
    • La ilusión de que estamos despiertos, la falta de pensamiento dirigido, la pérdida de la conciencia reflexiva y la falta de insight relativa a las experiencias, ilógicas e imposibles del sueño, se deben a la combinación, y posiblemente efectos relacionados de la demodulación aminérgica y la desactivación selectiva de la corteza frontal.
    • Las cogniciones raras y estrafalarias del sueño se deben a la inestabilidad orientativa causada por la naturaleza caótica del proceso de autoactivación del tronco cerebral y a la ausencia del control frontal y de la memoria episódica, debidos en parte a los fallos en la modulación aminérgica.


Funciones psicológicas del sueño























La principal función del sueño es reparar el organismo para poder seguir la vida en condiciones óptimas. Es una función fisiológica, pero en el sueño aparecen materiales cognitivos de difícil interpretación y con un alto contenido emocional, a los que se muchas veces se les da muy diversas interpretaciones. Algunos autores como Hobson lo consideran como un producto fisiológico que debería ser olvidado cuanto antes, como así sucede en realidad (Hobson, 1997). Otros autores siguen manteniendo y fundamentando fisiológicamente la teoría de Freud de que son deseos reprimidos que surgen en momentos en los que baja la censura (ver modelo de Solms (1997)).
La función psicológica que más consenso ha despertado ha sido que el sueño REM consolida nuestra memoria y que la recuperación de nuestros recuerdos es más efectiva después de un buen sueño. Sin embargo, ni siquiera esta función es aceptada de forma universal (ver por ejemplo Vertes, 2000) Este autor propone que la función primaria del sueño REM es puramente fisiológica y consiste en proporcionar al cerebro una estimulación que necesita para recuperarse del sueño profundo.
Resumiendo nuestra postura podemos afirmar que el sueño actúa sobre nuestra memoria emocional activando los circuitos cerebrales asociados a la emoción, como la amígdala y el sistema límbico y desactivando el control consciente de la corteza frontal y la entrada y salida de estímulos desactivando partes del tronco cerebral.
Planteamos la hipótesis de que lo que consolida el sueño es la actitud, entendida como preparación a actuar (Bull, 1951), en la que se inhibe la acción, y al inhibirse la acción aparece el componente emocional, en el mismo sentido que da Frijda (1989) a las emociones como preparaciones a actuar.


Trastornos del sueño

  • Insomnio: es un problema que afecta ocasionalmente a un 25 por ciento de la población, y de manera regular al 9 por ciento. Hay que señalar que el insomnio ha de definirse en relación a la necesidad de sueño de una persona determinada. Una de las causas principales de insomnio parece ser tomar medicación para dormir. El insomnio no es una enfermedad que se pueda tratar con medicamento. El insomnio es un síntoma. si está causado por dolor o molestias, se debe tratar la dolencia física que ocasiona la pérdida de sueño. Si es secundario a problemas personales o psicológicos, hay que ocuparse directamente de dichos problemas. En conclusión, lo que podemos resumir de este tipo de trastorno es que se produce una adicción a somníferos y una mayor tolerancia tras su continua administración, provocando lo que se denomina "insomnio por dependencia de fármacos"
  • Apnea:una forma particular de insomnio se debe a la incapacidad de dormir y de respirar al mismo tiempo. Los pacientes con este trastorno se duermen y dejan entonces de respirar. Durante un periodo de apnea del sueño, el nivel de dióxido de carbono en sangre estimula a los quimioreceptores y la persona se despierta, jadeando para poder respirar.El nivel de oxígeno en sangre recobra sus niveles normales, la persona se duerme y todo el ciclo se vuelve a repetir.


  • Narcolepsia: es un trastorno neurológico caracterizado por que el sueño se manifiesta en momentos inapropiados. Los síntomas pueden describirse haciendo referencia a lo que se sabe sobre el fenómeno del sueño. El principal síntoma de la narcolepsia es la crisis del sueño. Esta crisis consiste en una necesidad irresistible de dormir, lo cual puede ocurrir en cualquier momento pero suele suceder en circunstancias monótonas y de aburrimiento. Otro síntoma característico es la cataplejia. Durante un ataque catapléjico la persona se debilita y cae al suelo como un fardo. Al parecer lo que se produce es la atonía muscular en un momento inapropiado. La risa, la ira o un intento de atrapar un objeto lanzado repentinamente pueden desencadenar un ataque de cataplejia. La parálisis del sueño REM a veces se infiltra en la vigilia, pero en un momento en que no representa un peligro físico. Este síntoma de la narcolepsia recibe el nombre de parálisis del sueño, una incapacidad para moverse justo antes de que comience el sueño o al despertar por la mañana. A veces, la parálisis del sueño se asocia con la actividad mental que acompaña al sueño REM. Estos episodios, llamados alucinaciones hipnagógicas, a menudo llegar a alarmar o incluso aterrar al paciente. Esta enfermedad se debe a una anomalía cerebral que altera los mecanismos neurales que controlan diversos aspectos del sueño y el nivel de activación. En resumen se debe a que ciertos fenómenos del sueño REM irrumpen en el estado de vigilia.
trastono del sueño (narcolepsia)
  • Trastorno de conducta durante sueño REM: es una enfermedad neurológica en la que el paciente no llega a tener atonía muscular durante el sueño REM y puede así representar sus ensueños. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que afecta a los mecanismos cerebrales que producen la atonía muscular durante el sueño REM. Dicho trastornos puede tratarse con clonacepam (una benzodiacepina).

Existe otro trastorno neurológico hereditario llamado insomnio familiar letal. Este trastorno ocasiona lesiones en regiones del tálamo. Los sintomas de este trastorno incluyen deficit de atención y memoria, a lo que sigue un estado de confusión semejante a un ensueño; pérdida de control del sistema endocrino , e insomnio. Los primeros signos de alteración del sueño son disminución de los spindles y de los complejos k. A medida que el trastorno evoluciona el sueño de ondas lentas llega a desaparecen por completo y tan sólo persisten breves episodios de sueño REM. Este trastorno es mortal. En conclusión, cuando se mantiene despierto indefinidamente a animales de laboratorio, éstos también mueren.
video insomnio familiar fatal


img016.gif
Número de casos de insomnio familiar fatal en España (1993 - 2000)

Ondas cerebrales durante el sueño


¿Qué hora es mejor para efectuar nuestras visualizaciones y poner a funcionar la Ley de la Atracción? Curiosamente, la respuesta la tenemos al estudiar nuestro cerebro.Las células cerebrales (neuronas) se comunican produciendo diminutos impulsos eléctricos. Esta actividad eléctrica puede medirse mediante pequeños electrodos situados en diversas áreas del cuero cabelludo que miden los cambios en la actividad eléctrica del cerebro. El aparato utilizado para medir dicha actividad recibe el nombre de electroencefalograma (EEG). Los investigadores consideran que un cerebro en su pleno funcionamiento puede generar hasta 10 vatios de energía eléctrica. La actividad eléctrica que emana del cerebro se muestra en el EEG en forma de ondas cerebrales. Dado que la intensidad de los cambios eléctricos está directamente relacionada con el grado de actividad neuronal, las ondas cerebrales varían en amplitud y frecuencia, según nos encontremos despiertos o en alguna de las diferentes fases del sueño.

img4.gif

Existen cuatro tipos de ondas: alfa, beta, theta y delta. A continuación se describen los diferentes tipos de ondas en orden de mayor a menor actividad.
Ondas Beta: Se producen cuando el cerebro está despierto e implicado en actividades mentales. Son ondas amplias y las más rápidas de las cuatro. Su frecuencia oscila entre 15 y 40 ciclos por segundo. Denotan una actividad mental intensa. Cuando una persona está dando un discurso, estudiando, realizando un problema de matemáticas, etc. su cerebro se encuentra emitiendo este tipo de ondas. Ondas Alfa: Alfa representa un estado de no actividad y relajación. Son más lentas y de mayor amplitud que las beta. Su frecuencia oscila entre 9 y 14 ciclos por segundo. Una persona que ha terminado una tarea y se sienta a descansar, se encuentra a menudo en un estado alfa, así como la persona que está dando un paseo, disfrutando del paisaje.
Ondas Theta:Son ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 5 y 8 ciclos por segundo). Se trata de un estado de meditación profunda. La persona que está fantaseando o, como suele decirse, soñando despierta, se encuentra en este estado, así como la persona que tras conducir un rato, de repente se da cuenta de que no recuerda los últimos kilómetros. Es el estado más inspirador. A menudo, una persona tiene las mejores ideas cuando predominan este tipo de ondas. Se trata de un estado en el que las tareas que realizas se han vuelto tan automáticas, que no necesitas tener un control consciente de su realización y puedes distanciarte de ellas mentalmente. Es decir, tu mente está en “otro sitio”. Las ideas que surgen en la mente en este estado fluyen con libertad y sin censura o culpa.

Ondas Delta:Son las ondas de mayor amplitud y menor frecuencia (entre 1,5 y 4 ciclos por segundo). Nunca llegan a cero, pues eso significaría la muerte cerebral. Es un estado de sueño profundo.
Ondas PGO: salvas de actividad electrica fásica que se origina en la protuberancia y se siguen de actividad en el núcleo geniculado lateral y en la corteza visual; una de las características del sueño REM.

Cuando nos vamos a dormir, las ondas cerebrales van pasando sucesivamente de beta a alfa, theta y finalmente, delta. Durante el sueño se producen ciclos que duran unos 90 minutos.
Cuando una persona despierta de un sueño profundo, la frecuencia de sus ondas cerebrales se va incrementando progresivamente, pasando de delta a theta, luego alfa y finalmente, beta. Durante este proceso de despertar, no es extraño que una persona permanezca en un estado theta durante un tiempo (por ejemplo, unos 15 minutos). Esto le permitirá tener un libre flujo de ideas, lo cual puede aportarle soluciones, ideas nuevas o nuevos puntos de vista, siendo este un estado especialmente creativo y productivo. De ahí la expresión “lo consultaré con la almohada”, pues a veces las mejores ideas o la solución a un problema aparecen después de una noche de sueño.

Las investigaciones han mostrado que aunque un estado cerebral puede predominar en un momento dado, los tres tipos de ondas restantes están también presentes en todo momento. Es decir, mientras una persona está implicada en una actividad mental, produciendo ondas beta predominantemente, las ondas alfa, theta y delta se están produciendo también, aunque sólo estén mínimamente presentes.

Anteriormente se creía que el estado Beta era el ideal para aprender; pero nuevos descubrimientos han demostrado que el estado ALFA es el mejor para aprendizaje y grabar nueva información en el subconsciente. He aquí la respuesta a nuestra pregunta original. El mejor momento para realizar visualizaciones es justo antes y después de dormir, porque se pasa por el estado ALFA. De esa manera, las imágenes que creamos al visualizar penetran de mejor forma en nuestra mente subconsciente, lo que permitirá que se manifiesten más fácilmente.

Características fisiológicas:
Sueño no MOR ( no REM)
Sueño sin movimientos oculares rápidos
Sueño tranquilo
Equivalente al sueño no REM, en el periodo postnatal humano
Sueño delta
Fases 3 y 4 del sueño no REM caracterizadas por el predominio o de la actividad EEG delta
Sueño de ondas lentas
Sinónimo de sueño delta
Sueño sincronizado
Patrón EEG compuesto por una actividad EEG lenta, similar en todas las regiones del encéfalo
Sueño MOR (REM)
Sueño con movimientos oculares rápidos
Sueño activo
Sueño REM en el periodo postnatal humano. Opuesto al sueño tranquilo
Sueño con movimientos oculares rápidos
Sinónimo de sueño REM
Sueño paradójico
Caracterizado por signos comportamentales de sueño y una actividad EEG de bajo voltaje, similar a la vigilia tranquila
Sueño desincronizado
Sueño con patrón EEG formado por la actividad de EEG mixta de menor voltaje


Función de sustancias químicas implicadas en el sueño (neurotransmisores)


Los neurotransmisores son las sustancias químicas que se encargan de la transmisión de las señales desde una neurona hasta la siguiente a través de las sinapsis. También se encuentran en la terminal axónica de las neuronas motoras, donde estimulan las fibras musculares para contraerlas. Ellos y sus parientes cercanos son producidos en algunas glándulas como las glándulas pituitaria y adrenal. En este capítulo, revisaremos algunos de los neurotransmisores más significativos.

tabla0504.png

22.jpg


ACETILCOLINA:
La acetilcolina fue el primer neurotransmisor en ser descubierto. Fue aislado en 1921 por in biólogo alemán llamado Otto Loewi, quien ganó posteriormente el premio Nobel por su trabajo. La acetilcolina tiene muchas funciones: es la responsable de mucha de la estimulación de los músculos, incluyendo los músculos del sistema gastro-intestinal. También se encuentra en neuronas sensoriales y en el sistema nervioso autónomo, y participa en la programación del sueño REM.
En humanos los antagonistas colinérgicos, como la atropina y la escopolamina presentan efectos en la supresión de MOR por el incremento de su latencia. Los fármacos que facilitan o aumentan la actividad sináptica colinérgica, como la fisiostigmina, inducen sueño MOR en voluntarios humanos. Estas observacones sugieren que los mecanismos colinérgicos facilitan tanto la vigilia como el sueño MOR. El carácter del MOR inducido por este tratamiento se describe como totalmente normal tanto en los aspectos fisiológicos como en la apariencia conductual. La observación de la disminución de la latencia de MOR con la facilitación colinérgica es especialmente pertinente ante las observaciones de posible implicación colinérgica en la depresión.


NORADRENALINA:
Las funciones de la noradrenalina en el sueño son bastantes complejas. La noradrenalina se halla implicada tanto en el control de la vigilia como del sueño MOR. Los investigadores creen que un incremento en este transmisor acompaña o causa la conducta vigil. El sueño MOR aparece cuando disminuye la actividad de la noradrenalina, sugiriendo que este transmisor suele ser inhibitorio para el sueño MOR.
Un interés particular de los investigadores del sueño son las células noradrenérgicas en un núleo celular denominado locus coeruleus. Lesiones de esta zona en gatos producen algunos cambios en el carácter del sueño MOR, destacando una persistente disminución en las espigas PGO y la pérdida de la reducción del tono muscular tan característica del sueño MOR. Estos hallazgos han sido interpretados como indicadores de que no se requieren las neuronas noradrenérgicas del locus coeruleus para iniciar o mantener el sueño MOR, sino para controlar algunas de las características fásicas y tónicas de este estado. La inhibición farmacológica de la síntesis encefálica de noradrenalina produce una disminución en la actividad EEG vigil de algunos animales, mientras que los fármacos que aumentan la actividad noradrenérgica incrementa los signos EEG de actividad vigil. Así, la vigilia se incrementa con la estimulación de los alfa-adrenoceptores y con el bloqueo de los alfa-2-adrenoceptores, que también disminuye el sueño MOR. Como conclusión, cabe señalar, que la noradrenalina no forma parte del sistema ejecutivo que controla el sueño, sino que ejerce un importante papel neuromodulador.

SEROTONINA:
Los hallazgos de la investigación desde los años 60 muestran que muchas dimensiones del sueño se ven afectadas por la actividad serotoninérgica. Varias líneas apoyan esta impresión , incluyendo los efectos sobre el sueño de lesiones en la neuronas que contienen serotonina, los efectos conductuales de la estimulación o inhibición químicas de estas neuronas y los registros eléctricos que relacionan la conducta de sueño con la actividad neural de las células serotoninérgicas del tronco encefálico.
La destrucción del núcleo del rafe provoca una profunda disminución en las concentraciones cerebrales de serotonina. En animales experimentales, produce una inmediata y fuerte caída en las cantidades de sueño de ondas lentas y sueño MOR.
La valoración de los niveles de serotonina en animales despiertos en posible actualmente usando una técnica denominada voltametría diferencial.

HISTAMINA:
Neurotransmisor implicado en el control de la vigilia y la activación. Es un compuesto sintetizado a partir de la histidina, un aminoácido. Inyecciones de fármacos que impiden la síntesis de histamina o bloquean los receptores de histamina H1, disminuyen la vigilia y reducen el sueño. Asimismo, la actividad de las neuronas histaminérgicas es alta durante la vigilia pero baja durante el sueño de ondas lentas y el sueño REM.

Los ensueños: bases fisiológicas

Durante el sueño hay actividad mental: se trata de las experiencias oníricas, los ensueños, que pueden relatarse en una proporción del 80% al despertar al sujeto después de pasada una fase de sueño paradójico.
Por lo tanto, el sueño no significa falta de vida ni falta de actividad mental.
Los sueños de la fase REM son de tipo cinematográfico y en color. Algunos piensan que el movimiento de los ojos en esta fase REM va en seguimiento de las imágenes visuales del ensueño.
También se sueña durante la fase de sueño profundo, pero estos sueños son más bien de tipo abstracto.
El procesamiento de las imágenes de los ensueños, según los hallazgos clínicos, se hace de forma preferente en la corteza occipitotemporal.
En el sueño REM habría una activación del sistema reticular activador del tronco del encéfalo y del prosencéfalo basal, estructuras que también están activas en la vigilia. Estructuras como los núcleos talámicos relé, que son los que reciben la estimulación sensorial, quedarían activados, lo que contribuiría a la aparición de las diversas modalidades psicológicas que aparecen en los sueños. Las estructuras límbicas, tales como la amígdala y la corteza cingular, también estarían activadas, lo que explicaría los fenómenos emotivos durante la fase de sueño REM.
img7.jpg

Los ganglios basales y el cerebelo, que regulan la motricidad, también activados, explicarían los movimientos ficticios de los sueños en la fase REM.
Están activas cortezas asociativas tales como las del lobulo parietal inferior y de la corteza occipitotemporal, todo lo cual explica las imágenes visuales de esta fase del sueño.
La corteza prefrontal, importante en los procesos mentales, está inhibida, lo cual puede explicar la falta de lógica en los razonamientos que se experimentan en el sueño. Precisamente, según Reinoso (2002), las mismas estructuras que son necesarias para la consolidación de la memoria, tales como el tálamo medial, la amígdala, el hipocampo, las estructuras parahipocampales, la corteza orbitofrontal y cortezas asociativas monomodales están activas en el sueño REM.
En el sueño NREM, en cambio, hay una inhibición de las zonas que están activadas en el sueño REM y activación de las inhibidas, lo que puede explicar que en tal sueño NREM haya ensoñaciones más de tipo abstracto que en el sueño REM. El despertar en esta fase da lugar a estados confusionales y un rápido retorno al sueño.

¿Qué son los ritmos biológicos?


Una característica fácilmente observable de la vida terrestre és la ciclicidad o ritmicidad. Hay ritmicidad al girar la tierra alrededor del sol, des de hace millones de años, con un período de aproximadamente 365 días, en cada uno de los cuales nuestro planeta hace una rotación completa sobre sí mismo de 24 horas de duración.
Es por todos sabido que este fenómeno afecta a nuestra vida diaria en más o menos grado: a lo largo de estos 365 días, las condiciones atmosféricas (temperatura, luz, humedad, presión,...) varían según la posición de la tierra al sol, funcionando nuestro organismo de una manera u otra según estas condiciones. Así, en países en los que pasan largas temporadas con poca luz (ej: países nórdicos), el índice de depresión es mayor que en países mediterráneos.
Por su parte, en éstos también aumenta el número de suicidios en la entrada del otoño, cuando el día se acorta. De hecho, el conocimiento popular se hace también eco de la influencia a que estamos sometidos con los cambios cíclicos que experimenta la naturaleza, a través de dichos como "la primavera la sangre altera", etc.
Por otra parte, también hay ritmicidad en el comportamiento y el funcionamiento fisiológico de los organismos, como resultado de la adaptación que éstos han de hacer a los cambios exteriores ambientales: hablamos de los ritmos biológicos.

Los ritmos biológicos se refieren a los cambios cíclicos que experimentan los distintos procesos fisiológicos, y que ocurren regularmente en un intervalo de tiempo determinado. Según la periodicidad de estos cambios, dividimos los ritmos biológicos en:

  1. Ultradianos: ocurren varias veces en las 24 horas de un día (ej: secreción de neurotransmisores, ritmo respiración).
  2. Circadianos: ocurren una vez en las 24 horas del día (ej: sueño-vigilia, temperatura, frecuencia cardíaca, hormona del crecimiento, cortisol y muchos otros).
  3. Supradianos: ocurre menos de una vez en las 24 horas del día (ej: ciclo menstrual).

Relojes biológicos


El reloj biológico interno es un mecanismo de cualquier ser vivo que le permite vivir al día. El cuerpo humano, por ejemplo, es un reloj que está predispuesto a hacer determinadas tareas según la hora del día.
external image reloj-interno.jpeg
El mecanismo que controla el reloj interno de 24 horas de todas las formas de vida, desde las células humanas a las algas, ha sido identificado por los científicos.
La investigación no solo proporciona datos importantes sobre los problemas relacionados con la salud de los individuos vinculados con sus relojes internos perturbados – tales como los pilotos o los trabajadores por turnos – también indica que el reloj circadiano de 24 horas que se encuentran en las células humanas es el mismo que se encuentra en las algas y data de hace millones de años, de cuando la vida primitiva en la Tierra.
Dos nuevos estudios publicados en la revista Nature de las Universidades de Cambridge y Edimburgo dan la idea de que el reloj circadiano controla los patrones de actividad diaria y estacional, desde los ciclos de sueño a las migraciones de la mariposa.
Un estudio, del Instituto de Ciencia Metabólica de la Universidad de Cambridge, tiene por primera vez identificados los ritmos de 24 horas en los glóbulos rojos. Esto es significativo porque los ritmos circadianos han sido siempre vinculados a la actividad del ADN y la genética, pero – a diferencia de la mayoría de las otras células en el cuerpo – los glóbulos rojos no tienen ADN.
Akhilesh Reddy, de la Universidad de Cambridge y autor principal del estudio, dijo: “Sabemos que los relojes existen en todas nuestras células, que están cableados dentro de la célula. Imagínate lo que seríamos sin un reloj preciso. La célula estaría en la misma posición si no tendría un reloj para coordinar sus actividades diarias.”



  • “Las implicaciones de esto para la salud son múltiples. Ya sabemos que los relojes causan malestar en el trabajo por turnos y el jet lag -. Están asociadas con trastornos metabólicos como la diabetes, problemas de salud mental e incluso el cáncer. Mediante la profundización de nuestro conocimiento de cómo el reloj de 24 horas trabaja en las células, esperamos que los vínculos con estos trastornos – y otros – se podrán curar y nos conducirá a nuevas terapias que ni siquiera podría haber pensado en un par de años atrás. “
Para el estudio, los científicos, financiado por el Wellcome Trust, incubaron células rojas de sangre purificada a partir de voluntarios sanos en la oscuridad y la temperatura del cuerpo, y se tomaron muestras a intervalos regulares durante varios días. Luego examinaron los niveles de los marcadores bioquímicos – proteínas llamadas peroxirredoxinas – que se producen en altos niveles en la sangre y encontraron que disminuyeron en un ciclo de 24 horas. Las peroxirredoxinas se encuentran en prácticamente todos los organismos conocidos.
Otro estudio, realizado por científicos trabajando juntos en las Universidades de Edimburgo y Cambridge, y el Observatorio Oceanologique en Banyuls, Francia, encontró un ciclo similar de 24 horas en algas marinas, lo que indica que los relojes internos del cuerpo han sido siempre importante, incluso para las formas antiguas de la vida.
Andrew Millar de la Universidad de la Escuela de Edimburgo de Ciencias Biológicas, quien dirigió el estudio, dijo: “Esta investigación muestra que los relojes del cuerpo son mecanismos antiguos que se han quedado con nosotros a través de mil millones de años de evolución. Deben ser mucho más importante y sofisticado de lo que se creía. Se necesita más trabajo para determinar cómo y por qué estos relojes de desarrollaron en las personas – y muy probablemente todos los otros seres vivos en la tierra -. y qué papel juegan en el control de nuestros cuerpos “


Curiosidades relacionadas con el sueño y ritmos biológicos.

Dormir poco eleva el riesgo de contraer un resfriado. Así lo reveló un estudio en Estados Unidos en el año 2004.
Solo soñamos respecto a lo que conocemos.
Olvidamos el 90% de nuestros sueños. El los primeros 5 minutos después de despertar, olvidas la mitad de tu sueño, y al pasar tan solo 10 minutos el 90% del sueño se ha ido.
La gente que ha dejado de fumar, tiene sueños mas vividos. Personas que han fumado por mucho tiempo y lo han dejado, reportan sueños mucho mas vividos de lo normal.
Los españoles duermen una media de 40 minutos menos por noche que los demás europeos. España también tiene la tasa más alta de accidentes laborales en la Unión Europea y la tercera más baja productividad. ¿Será por dormir menos? Que curioso...
El record de una persona despierta lo tiene Randa Gardner, que e 1964, cuando tenia 17 años de edad, se mantuvo despierto durante 264 horas (11 días) y 12 minutos. Luego durmió durante 15 horas, no es un Record Guinness, pero no está mal.

Artículos y libros de interés

  • Maquet, Pierre (2001). La función del Sueño
  • Mundo Científico, Nº227: 27
  • Broughton, R (2001).Conciencia humana y ritmos vigilia-sueño: revisión y consideraciones neuropsicológicas.
  • Vigilia-Sueño, 13, Nº 2: 111-128
  • Bastide (1972) El sueño, el trance y la locura. Buenos Aires. Amorroktv
  • Oswald, I. (1977) El sueño. Madrid. Labor.
  • Hartmann, E. L. (1977) Funciones del sueño fisiológico. Barcelona. Labor.
  • Ramos Platón, M. J. (1996) Sueño y procesos cognitivos. Madrid. Síntesis.
  • Buela-Casal (2001) Qué es el sueño: para qué dormimos y para qué soñamos. Madrid. Biblioteca Nueva
  • Rosenzweig, M. R.; Leiman, A. L.; Breedlove, S.M. (2001). Psicología fisiológica. Madrid. McGrawn-Hill